Skip to main content
search

Clínica de Urología

Dr. Aurelio J. Pámanes Ochoa

Hospital Satélite®

svg+xml;charset=utf

Nosotros

Clínica de Urología CHS®

El Hospital Satélite® preocupado por la salud y bienestar de cada uno de los integrantes de la familia, pone a sus órdenes la Clínica  de Urología, la cual es atendida por nuestros médicos especialistas, mismos que laboran con el objetivo de atender tanto la situación de salud como de enfermedad de sus pacientes.

Ubicación: Circuito Misioneros 5, Ciudad Satélite, Naucalpan De Juárez, Estado de México, México.

doctor

Servicios

Conoce los servicios de la Clínica de Urología CHS®

Prevención.

Procedimiento vía uretral sin necesidad de incisiones en la piel. Para quitar la zona trancisional de la próstata que causa obstrucción y lograr restablecer una micción normal mediante láser Holmium.

Enucleación de la próstata con láser.

Las células cancerosas difieren de las células normales de muchas maneras que les permiten crecer sin control y se vuelven invasivas. Una diferencia importante es que las células cancerosas son menos especializadas que las células normales. Esto quiere decir que, mientras las células normales maduran en tipos celulares muy distintos con funciones específicas, las células cancerosas no lo hacen. Esta es una razón por la que, al contrario de las células normales, las células cancerosas siguen dividiéndose sin detenerse.

Además, las células cancerosas pueden ignorar las señales que normalmente dicen a las células que dejen de dividirse o que empiecen un proceso que se conoce como muerte celular programada, o apoptosis, el cual usa el cuerpo para deshacerse de las células que no son necesarias.

Las células cancerosas pueden tener la capacidad para influir en las células normales, en las moléculas y en los vasos sanguíneos que rodean y alimentan las células de un tumor— una zona que se conoce como el microambiente. Por ejemplo, las células cancerosas pueden inducir a las células normales cercanas a que formen vasos sanguíneos que suministren oxígeno y nutrientes, necesarios para que crezcan los tumores. Estos vasos sanguíneos también retiran los productos de desecho de los tumores.

Las células cancerosas, con frecuencia, son también capaces de evadir el sistema inmunitario, una red de órganos, tejidos y células especializadas que protege al cuerpo contra infecciones y otras enfermedades. Aunque ordinariamente el sistema inmunitario elimina del cuerpo las células dañadas o anormales, algunas células cancerosas son capaces de “esconderse” del sistema inmunitario.

Los tumores pueden también usar el sistema inmunitario para seguir vivos y crecer. Por ejemplo, con la ayuda de algunas células del sistema inmunitario que impide ordinariamente una respuesta inmunitaria descontrolada, las células cancerosas pueden de hecho hacer que el sistema inmunitario no destruya las células cancerosas.

Resección transuretral de la próstata con energía bipolar.

Procedimiento vía uretral sin necesidad de incisiones en la piel. Para quitar la zona trancisional de la próstata que causa obstrucción y lograr restablecer una micción normal mediante energía bipolar.

Fotovaporización de la próstata con láser verde.

Procedimiento vía uretral sin necesidad de incisiones en la piel. Para quitar la zona trancisional de la próstata que causa obstrucción y lograr restablecer una micción normal mediante láser verde sin suspender la anticoagulación en pacientes que lo tienen indicado.

Ureteroscopía rígida o flexible con láser Holmium.

Procedimiento por orificios naturales con instrumentación (ópticas de pequeñas dimensiones) dentro del sistema urinario y con el empleo de láser holmium. Para resolución de los cálculos urinarios y evitar complicaciones a la función renal.

Nefrolitotomía percutánea.

Procedimiento mediante una pequeña incisión en la espalda para realizar instrumentación de pequeñas ópticas y con el empleo de láser holmium o litotriptor. Para resolución de cálculos urinarios que son de gran tamaño o que no se pueden resolver con ureteroscopia flexible.

Sabemos que lo más importante para cada padre son sus hijos.

Si su hijo tiene una enfermedad o condición de los genitales o del aparato urinario (riñones, uretra, vejiga), uno de nuestros especialistas en urológia pediátrica cuenta con toda la experiencia y la capacitación para tratarlo.

Infección de vías urinarias.

Algunas de las condiciones que pueden cursar con infecciones recurrentes en niños son:

  • Reflujo vesicoureteral.
  • Ureterocele.
  • Estenosis ureteropielica.
  • Megaureter.
  • Malos hábitos de micción.
  • Disfunción vesical.
  • Niños no circuncidados.
  • Inadecuado estado inmunológico del niño.

Circuncisión.

El prepucio puede no retraerse completamente de manera natural llamado fimosis fisiológica hasta la edad de 6–7 años, mas sin embargo si es que hubiese infecciones urinar ias de repetición, alteraciones anatómicas internas con predisposición a la infección, inflamación e infecciones glandulares recurrentes, parafimosis (estado inflamatorio agudo causado por la imposibilidad de movilización del prepucio a su estado original), etc.

Procedimiento mediante el cual se retira de manera quirúrgica el excedente de prepucio para dejar libre el glande del pene, esta cirugía puede realizarse por diferentes motivos, que van desde los culturales, religiosos y por supuesto por indicaciones medicas.

Criptorquidea.

Cuando el testículo no desciende de manera completa hasta el escroto quedándose en algún lugar en el trayecto desde su origen embrionario (abdominal), pasando a tráves del canal inguinal o se dirige hacia algún lugar diferente de la bolsa escrotal.

Normalmente el testículo debe de estar en el escroto al nacimiento, y es prudente esperar el descenso espontáneo hasta la edad de 3 meses, después de este tiempo es mínima la posibilidad de que suceda de manera natural.

Hipospadias.

Alteración en la formación del conducto urinario (uretra), en la que no llega de manera completa hasta la punta del pene, hay diversos grados de afectación, en los más severos puede observarse la salida de la orina a nivel del escroto, y en los casos más leves puede parecer una forma normal en donde la orina sale por la punta del pene pero existe un defecto mínimo del cierre uretral.

La Urología Funcional se hace cargo del diagnóstico ,el estudio, y tratamiento de las diferentes entidades que comprometen el funcionamiento normal del tracto urinario inferior.

¿Qué es la incontinencia urinaria?

La Incontinencia Urinaria es la pérdida  de  orina  por falta de control vesical  o del esfínter  uretral e implica un importante impacto psicológico y social.

En algunos casos a parte de la edad, la incontinencia urinaria puede ser uno de los primeros síntomas con el que nuestro cuerpo nos está avisando sobre otra enfermedad primaria.

Causas de la incontinencia urinaria.

Las causas son múltiples, entre las que destacan la inestabilidad del detrusor (vejiga hipotónica o hiperactividad), incontinencia por rebosamiento, por esfuerzo, secundarias a cirugía de la próstata o por urgencia miccional.

También puede ser secundaria a anormalidades anatómicas, esfuerzo físico, cistocele, urgencias relacionadas con infecciones o enfermedades del sistema nervioso.

Síntomas de la incontinencia urinaria.

Los pacientes que tienen dificultades para orinar presentan diversos síntomas de la micción.   Los síntomas de la micción puede incluir un chorro débil de orina, orina en aspersión, dificultad para iniciar la micción y goteo de orina una vez que el paciente cree haber finalizado.   Estos síntomas pueden ser muy incómodos y angustiar a los individuos afectados, y pueden condicionar o limitar su forma de vida.

Es el estudio funcional del tracto urinario inferior.   Permite la medición directa de la función del tracto urinario a través de parámetros fisiológicos.   Actualmente, se considera a la urodinamia el estándar de referencia para el diagnóstico de la disfunción miccional.   El objetivo del estudio urodinámico es reproducir los síntomas mientras se realizan mediciones precisas con el fin de identificar las causas subyacentes a los síntomas y los procesos fisiopatológicos relacionados.

¿Cuál es la función de la Urodinamia?

Las pruebas urodinámicas  se utilizan para medir la función nerviosa y muscular, la presión alrededor y en la vejiga y otros factores que quizás ayuden a explicar por qué el paciente presenta estos síntomas.   Los resultados podrían revelar la causa de los síntomas de la micción y orientar para elegir el tratamiento más eficaz.   Este enfoque podría provocar una mejoría en el éxito relativo de estos tratamientos y reduciría el riesgo de efectos perjudiciales debido a un tratamiento innecesario.

Agenda tu cita

Cto. Misioneros No 5, Cd. Satélite, Naucalpan, Edo. de México.

Teléfono: 555089-1410 ext.2601

    Médicos

    PRÓXIMAMENTE
    Conoce a nuestros especialistas y equipo multidisciplinario.